Blog

eli-tuma

Amigos lectores: un nuevo año

Un nuevo aniversario nos permite apreciar a todos los lectores que se sienten unidos en este feliz cumpleaños. En mi vida siempre pedí a mi familia que no festeje la fecha de mi nacimiento. Sostenía, y sostengo, que todos los días pueden ser afectuosos, y por ende válidos y recordables.

Sin embargo, cuando con mi esposa creamos el Diario del Viajero elegimos el día en que nací como una manera de renacer. Este dato reservado lo hago público a nuestros amigos los lectores, que ya los sentimos como familiares íntimos. Pasan los años y repetimos muchas notas editoriales, en las cuales señalamos tendencias sociales y económicas que pueden ser positivas o negativas según los casos. Al poner la fecha original de esos textos queremos marcar que no estamos escribiendo contra algún funcionario específico y actual, sino sobre alguna función inapropiada en su concepción y ejecución. No nos interesa echar leña al fuego, porque no deseamos gastar la leña en esos fuegos. Los temas y problemas que analizamos hacen a la claridad de la conducta de los individuos que muchas veces en sus actos operativos tergiversan y traicionan sus palabras.

En más de tres décadas hemos logrado, un diálogo pausado pero constante.
Los medios de comunicación tenemos que asumir la responsabilidad de transmitir contenidos que sean útiles y orientadores a quienes los lean, vean o escuchen.

No basta hacer ruido para generar música, la adecuada armonía ayuda a captar el mensaje que beneficia a quienes saben escucharlo.

Para formar y transformar hace falta, entre otras cosas, una buena información que ilumine los caminos a seguir. Crecer en los aspectos positivos de la vida,ydecrecerenlosnegativos,esparte de los aportes que todos debemos hacer en una sociedad que necesita de nosotros. Pensamos que muchas cosas que nos agradan de la vida, son aquellas que insensiblemente se incorporan a nuestra cotidianeidad, que no nos molestan porque la complementan, que no nos exigen porque nos acompañan, que están ahí mirando y apreciando lo que no podemos abarcar. Eso es lo que sentimos en equipo, cuando realizamos para ustedes lectores, nuestra tarea para todos los miércoles desde hace ya tres décadas.

El desafío es hacerlo cada vez mejor y nuestra recompensa, es la confianza depositada semanalmente por quienes buscan encontrarse, como en una cita, con Diario del Viajero. Continuamos con el empecinamiento que otorga amar lo que se hace y con el sostenimiento que se adquiere realizando con voluntad las ideas propias. Gracias a todo el equipo de la Agencia Periodística CID, que integra nuestra diaria tarea, a nuestros colaboradores permanentes que enriquecen los textos que acompañan las ediciones, a los anunciantes que creen en el mensaje que ofrecemos y se acoplan a él, a los amigos fieles, a los colegas y a los lectores quienes reciben nuestra vocación de cada miércoles.

Elizabeth Tuma y Carlos Besanson