DV 1581: No debemos botar los votos